“El estómago tenía mucha sangre procedente de lesiones bucales y de nariz”


CASO DE EL RAVAL

“El estómago tenía mucha sangre procedente de lesiones bucales y de nariz”

Un testigo de la paliza dice que “un mosso le daba con la porra sin extenderla en la zona de la cabeza y del abdomen”

ANA TERRADILLOS   05-11-2013 – 14:12 CET

El informe final de la autopsia del empresario catalán fallecido es demoledor. Según aparece textualmente “el estómago contiene una importante cantidad de sangre que no es derivado de una lesión gástrica sino que procede de lesiones bucales y de fractura nasal”. En el atestado policial aparece también la denuncia de un testigo de nacionalidad marroquí que ante la jueza relata como los mossos le tiraron al suelo, le esposaron y le golpearon en la cabeza y en el abdomen con una porra extensible que estaba plegada en ese momento.

Es el informe final de la autopsia y es demoledor. Según este documento incorporado al atestado policial y al que ha tenido acceso la SER, el empresario fallecido tenía una importante cantidad de sangre en el estómago debido a la fractura de la nariz y a diferentes lesiones bucales. Lo que dice textualmente la autopsia es que “el estómago tenía una importante cantidad de sangre que no es derivada de una lesión gástrica sino que procede de lesiones bucales y de una fractura nasal”.

La autopsia no dice que los autores materiales de la fractura de nariz y de las lesiones bucales sean los mossos pero la jueza exonera al ciudadano marroquí con quien el empresario tuvo una pelea porque dice que las lesiones del empresario catalán fallecido no son debidas a la pelea que mantiene con este testigo marroquí que relata ante la jueza como los mossostiraron al suelo al empresario para después golpearle. La autopsia revela además que el empresario tenía lesiones de ataque y de defensa, lo que quiere decir que el empresario intentó defenderse a pesar de que según la declaración de este testigo los mossos le esposaron y después le golpearon en el suelo.

El marroquí que fue testigo de la agresión no está imputado y según fuentes policiales cercanas a este caso, su testimonio ha sido crucial para elaborar el atestado policial e imputar a los ocho mossos. Según su declaración ante la juez, vio como los mossos tiraron al suelo al empresario catalán y después le esposaron. En su declaración consta textualmente que el fallecido fue agarrado por el brazo “por cuatro hombres policías, dos por cada lado”. “Todos cayeron al suelo y allí lo esposaron y le dieron patadas”.

Su relato continúa cuando el empresario Juan Andrés Benítez estaba ya en el suelo. Según consta en el atestado policial al que ha tenido acceso la SER, ya en el suelo uno de los mossos que participó en esta disputa le pegó con una porra extensible pero plegada. “Uno le daba con la porra sin extenderla en la zona de la cabeza y en el abdomen”. El resto, añade este testigo, le daba puñetazos por otras partes del cuerpo.

El marroquí uno de los principales testigos de esta presunta agresión ha quedado exonerado porque la jueza considera que la pelea que mantuvo con el empresario no tienen nada que ver con las causas que originaron su muerte. Sin embargo, según fuentes policiales cercanas a esta investigación que está llevando la Policía Nacional su testimonio ante la jueza ha sido muy relevante para avanzar en la investigación e imputar a los ocho mossos de escuadra.

Juan Andrés Benítez murió en el hospital Clínic tras haber sido reducido por los mossos en una calle de Barcelona. Este lunes la jueza imputó a los ocho mossos de escuadraa falta del informe final de la autopsia e Interior les apartó de servicio.

El Comité Europeo para la Prevención de la Tortura, crítico con España

El último informe de junio del Comité Europeo para la Prevención de la Tortura critica tanto la actuación de las policías nacionales como a las autonómicas. Critica el periodo de incomunicación con el que, según él, actúa la Guardia Civil con sus detenidos y el uso abusivo de la fuerza por parte de la Policía en las manifestaciones contra los recortes.

Sí que es cierto que en los últimos meses los casos de los mossos, una policía que siempre se ha considerado joven y moderna, han salido más a la luz pública en parte por la colaboración ciudadana que ha presentado vídeos como pruebas de torturas. Es el último caso de El Raval donde ocho mossos han sido imputados y apartados de servicio por la muerte de un empresario.

Este mes la Audiencia de Barcelona ha condenado a un mosso por apalear a un detenido que ya estaba indefenso e inmovilizado en una celda de Les Corts y es sonoro también el caso de la mujer catalana que perdió un ojo por unas cargas policiales.

De la Ertzaintza el caso más reciente es el del aficionado del Atletic que murió por un pelotazo aunque tienen denuncias también de miembros de ETA por torturas, igual que la Guardia Civil. La Policía Nacional tiene también casos recientes: 64 personas atendidas por los servicios de emergencia después de una carga policial en Atocha tras el 25-S. Utilizaron porras y dispararon salvas y, de los dos antidisturbios investigados, ninguno fue sancionado.

ANA TERRADILLOS

Anuncios

Responde

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s